Madres contra el crimen que azota a la comunidad árabe de Israel

Un movimiento de mujeres con hijos asesinados por poderosas bandas de delincuentes rompe la ley del silencio que imponen las mafias en la minoría de origen palestino, desatendida por la policía

Madres contra el crimen que azota a la comunidad árabe de Israel

Le llaman el Triángulo. La región que bordea la Línea Verde fronteriza con Cisjordania proyecta un paisaje de cerros desarbolados por donde se despeñan favelas en ciudades como Taybe que albergan a gran parte de la minoría árabe de Israel, un 20% de la población del país. Los descendientes de los palestinos que permanecieron en el Estado judío tras su nacimiento, en 1948, solo pudieron votar ocho años más tarde y estuvieron sometidos a la ley marcial hasta 1966. “Seguimos siendo ciudadanos de segunda clase, no tenemos los mismos derechos que la mayoría judía”, sostiene Maisan Jaljuli, de 49 años, directora de la organización feminista Naamat, vinculada al laborismo, para el sur del Triángulo, y cofundadora del grupo Madres por la Vida.

Seguir leyendo