Un dirigente talibán anuncia que Afganistán volverá a practicar ejecuciones y amputaciones

“Cortar manos es muy necesario para la seguridad”, defiende Nooruddin Turabi, ministro de Prisiones, mientras que un responsable en Kandahar defiende que se haga en público

Un dirigente talibán anuncia que Afganistán volverá a practicar ejecuciones y amputaciones

Las ejecuciones y las amputaciones de miembros vuelven a aparecer en la agenda del segundo periodo de la dictadura talibán, que está dando sus primeros pasos en Kabul. Hay una salvedad: que posiblemente esos castigos no vayan a convertirse en un macabro show como a veces ocurría en su primer mandato con el objeto de dar ejemplo e imponer su autoridad a sangre y fuego. Así lo ha reconocido el flamante ministro de Prisiones, el mulá Nooruddin Turabi, en una entrevista concedida en Kabul a una reportera de la agencia estadounidense Associated Press. Ejecuciones y cortes de manos, sí; con público, ya no lo tiene tan claro. “Cortar las manos es muy necesario por seguridad”, dijo Turabi, que está considerado uno de los representantes del ala más dura, radical y recalcitrante de los talibanes. Fue, además, miembro del Ejecutivo que detentó ya el poder al Afganistán entre 1996 y 2001 que está sirviendo como vara de medir estas primeras semanas.

Seguir leyendo