Réquiem por el bipartidismo en la política española

Los partidos tradicionales y los nuevos experimentan en el Parlamento más diverso y se unen en gobiernos de coalición

Réquiem por el bipartidismo en la política española

El primer Gobierno de coalición en esta historia democrática de España se mide con el Parlamento más dividido, con el récord de 16 partidos en el Congreso y con más diputados independentistas que nunca (35), de diversas formaciones. Si estuvieran juntos formarían el tercer grupo de la Cámara, igualados con Unidas Podemos, a su vez una aglomeración de marcas y corrientes. Y todo ello en un escenario de resaca y hartazgo ciudadano tras varias crisis económicas, ahora de la pandemia, y con la irrupción de siglas e ideologías cercanas a los populismos de derechas e izquierdas. En las Cortes, los debates son tediosamente más largos en su conjunto, con más intervenciones; pero más cortas y crispadas, planificadas para las redes sociales.

Seguir leyendo

“Liderazgos sectarios frente a transversales”

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, que gobierna en su comunidad con mayoría absoluta como Feijóo en Galicia, se queja de dos cosas ante la irrupción en España de los populismos de izquierdas y derechas: “Por un lado, condicionan los gobiernos de centro que han imperado en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Otro síntoma que se aprecia es la ausencia de liderazgos transversales; hoy son sectarios, por partes, de bloques, y mucha gente no se siente vinculada”.
Juanma Moreno, presidente de Andalucía, del PP, arremete contra “el agotamiento de esos discursos” y apunta su impresión de que en el caso de Podemos ahora se están “intentando reinventar como proyecto básicamente feminista, en el que parece que pesa más el marketing que las ideas”. Y detecta en la proliferación de proyectos locales, en la España vaciada, “discursos agrarios, locales, sencillos, sin visión global”. Feijóo apuesta, desde Galicia, que registró la subida y bajada de las Mareas, que ese sarampión también pasará en España y retornará “una política con sentidiño, que gestione con eficacia y solvencia los problemas de los ciudadanos”.
Yolanda Díaz visiona proyectos a medio plazo que superen los mandatos de cuatro años y reafirma: “Los viejos tiempos del bipartidismo no van a volver. No tiene sentido tener nostalgia por lo que fue. La gente ha demostrado con su voto que se siente representada por una pluralidad de opciones y que los gobiernos de partido único son el pasado. Hay una nueva cultura de la coalición y la cooperación que se está asentando y que forma parte del nuevo país”.