El miedo se apodera del arte en Kabul: algunos creadores destrozan, entierran o esconden sus obras

“El arte es haram para los talibanes, algo que debe quedar oculto”, dice una artista que enterró sus esculturas

El miedo se apodera del arte en Kabul: algunos creadores destrozan, entierran o esconden sus obras

En el jardín trasero de una vieja casa kabulí se improvisó a toda prisa un cementerio de esculturas. Cavó la tierra el profesor de Bellas Artes jubilado Abdul Hai Farahmad, pero no se trataba de ninguna performance. El temor al vendaval iconoclasta talibán le llevó a tomar esa decisión en cuanto tomaron la capital afgana el pasado 15 de agosto. Pisa ahora ese terreno su hija Zahra Farahmand, de 24 años. “El arte es haram para los talibanes, algo que debe quedar oculto”, comenta ella refiriéndose al término en árabe que rodea lo vedado.

Seguir leyendo